¿Es posible inclinarse durante la lactancia?

Después de dar a luz, cada madre busca rodear su "pequeño milagro" con el mayor cuidado. Por lo tanto, muchas mujeres están tratando de crear las condiciones ideales para que el niño lo desarrolle completamente. En este proceso, la leche materna ocupa una posición de liderazgo: después de todo, con ella el bebé obtiene todos los ingredientes necesarios. Por lo tanto, muchas mamás casi con persistencia maníaca eliminan de su propia dieta todos los productos dañinos, en su opinión, los productos. A menudo, las cebollas también se incluyen en esta "lista negra" junto con las legumbres, el repollo y el ajo. Tal disgusto por un producto muy útil se explica por el hecho de que la mayoría de las mujeres todavía creen en el mito de que supuestamente las cebollas pueden afectar negativamente el sabor de la leche materna. Vamos a tratar de averiguar cómo es cierto esta declaración.

Cebollas y leche materna

Nutricionistas de todos los niveles consideran que las cebollas son uno de los productos naturales más útiles. Según ellos, la verdura durante la lactancia no solo es posible, sino incluso muy necesaria para comer a una mujer. Privándose de este suplemento nutricional a la dieta, mamá también priva a su bebé de muchos nutrientes que están diseñados para proteger a un cuerpo pequeño de infecciones. Justo cuando comer cebollas es cumplir con la medida, que, por cierto, se aplica al resto de los alimentos.

Las cebollas frescas no deben introducirse en la dieta inmediatamente después del parto. El bebé debe adaptarse a las nuevas condiciones, por lo que se recomienda tratar térmicamente todos los productos en las primeras etapas. Es decir, las cebollas deben agregarse al primer y segundo plato, después de ser fritas con otras verduras, pueden ser fritas, horneadas y guisadas. Los platos donde están presentes las cebollas deben consumirse por la mañana. Al principio es necesario observar la reacción del bebé al suplemento de cebolla. Si no hay cambios en su comportamiento y estado de salud, en pocos días la madre lactante puede tratar de comer una pequeña cantidad de productos frescos.

La práctica ha demostrado que los bebés toleran perfectamente las cebollas. Después de todo, muchas mujeres durante el período de embarazo usaron activamente este producto, por lo que para estos niños está acostumbrado.

Sutilezas del gusto.

Ahora con respecto al efecto sobre las características del gusto. Comprender las complejidades de este tema ayudará a la leche de vaca, cuyo sabor se conoce desde la infancia a todos. El hecho es que en todos los mamíferos, y el hombre pertenece a este grupo de habitantes vivos de nuestro planeta, la producción de leche materna se lleva a cabo de acuerdo con un principio. Muchas personas que viven en áreas rurales saben que el sabor de la leche de vaca cambia dramáticamente si el animal pasta en el prado donde crece el ajenjo o crece la manzanilla. Los cultivos de jardín como la col y los rábanos se reflejan en el sabor del producto casero. Es cierto que tales cambios solo los sienten las personas, y el ternero no se niega a comer en absoluto. Un efecto similar ocurre con los niños recién nacidos. El fracaso de la mama generalmente se debe a razones muy diferentes: cólicos intestinales, dolor, dificultad para chupar, mal humor. Es decir, hay muchas razones para los niños. Solo necesitan ser instalados, y no anular todo en la proa.

Lo que da el arco - El secreto de la composición.

Las cebollas caen en la categoría de aquellos productos que son difíciles de reemplazar con algo. Su composición está representada por tales componentes vitales:

  • carotenos;
  • grupo vitamínico incluye nicotínico y ácido ascórbico, vitaminas "E" y "B";
  • elementos traza;
  • ácidos orgánicos;
  • Quercetina - el antioxidante natural más poderoso;
  • Los fitocidas son sustancias biológicamente activas que inhiben el crecimiento de la microflora patógena.

Esta riqueza está contenida no solo en la carne del huerto, sino también en su cáscara, brotes verdes. Y, aunque la cebolla tiene un olor y un sabor específicos, esta característica no debe ser una razón para negarse a usar un producto tan valioso.

Propiedades utiles

Las cebollas normales tienen una característica única: puede reemplazar fácilmente las frutas y verduras tropicales. Esta propiedad es muy útil para el presupuesto familiar. Pero además de los beneficios materiales, las cebollas pueden influir activamente en los procesos que ocurren en el cuerpo de una madre y un bebé que están amamantando. Aquí están solo las más destacadas de sus propiedades:

  1. Cebolla es un asistente confiable en la lucha contra la avitaminosis. Es especialmente útil usarlo durante la temporada baja, cuando no hay fuentes naturales de vitaminas. Rellene el suministro de vitaminas y otros elementos capaces de obtener más vegetales frescos, pero no menos útiles, donde esté presente en hervidos y fritos.
  2. Este vegetal ayuda a hacer frente al estreñimiento, que a menudo se observa en el bebé. Muchas madres también sufren de este trastorno durante la lactancia.
  3. Debido al rico contenido de fitocidas, las cebollas protegen a la vez a dos organismos de la penetración de virus y otra flora infecciosa. Vegetal es capaz de resistir incluso el bacilo tuberculoso.
  4. En el período posparto, las mujeres a menudo están preocupadas por los problemas asociados con las hemorroides. El jugo de cebolla trata la enfermedad muy bien.
  5. Cuando la infestación por gusanos también se utiliza a menudo las cebollas para combatir los parásitos.
  6. Las enfermedades de la piel con formaciones pustulares se tratan con éxito con el uso del cultivo de jardín en cuestión. La cebolla hace frente a la seborrea.
  7. Plumas frescas de cebolla verde estimulan la producción de leche materna. Por lo tanto, una pequeña cantidad de verduras jugosas solo beneficiará a la madre y al bebé.

Cebollas - un remedio eficaz para el estreñimiento

Загрузка...

Me gustaría detenerme por separado en esta propiedad de la cultura vegetal. Con el inicio del embarazo, la mayoría de las mujeres comienzan a experimentar dificultades con el movimiento natural del intestino. Después del parto, a veces la situación no se corrige para mejor, sino que, por el contrario, solo empeora. El problema es especialmente grave cuando se combinan heces irregulares con manifestaciones de hemorroides.

Como saben, las madres no pueden tomar medicamentos, ya que esto puede dañar la salud del bebé. En tal situación, el arco se convierte en la única opción que puede cambiar la situación en una dirección positiva. Y, dado el hecho de que su uso no causa una mayor formación de gases en el bebé y alergias, esta propiedad del arco puede ser invaluable.

Lista de contraindicaciones.

Загрузка...

A pesar de la impresionante lista de propiedades útiles, las cebollas tienen sus inconvenientes. No se recomienda para personas que tienen:

  • Existen enfermedades agudas y crónicas del estómago y los intestinos;
  • hay anomalías en el hígado y la vesícula biliar;
  • hipertensión marcada;
  • Existe el riesgo de desarrollar manifestaciones alérgicas.

No debe involucrarse en este producto con mujeres que tienen patología renal. En algunos casos, generalmente con entusiasmo excesivo para este producto, puede ocurrir acidez estomacal o náuseas. Muy raramente vomitando. Con tales manifestaciones, las cebollas deben eliminarse inmediatamente de la dieta.

Está claro que el arco es un maravilloso regalo natural que tiene grandes beneficios para los humanos. El uso hábil de esta cultura solo puede enriquecer la dieta de las madres lactantes. Los ingredientes útiles que se encuentran en la proa, que entran al cuerpo de los niños junto con la leche materna, protegerán al bebé de muchos problemas y enfermedades.

Загрузка...

Categorías Más Populares

Загрузка...